viernes, 27 de abril de 2018

familia numerosa...






















es tiempo de ello, como cada año mamá pato saca su pollada de paseo por los parques públicos para que entren en sociedad sus patitos y esta vez es grande la familia numerosa, será por la buena primavera que esta brotando...

------------------------------------------

La Gran final...


----------------------------------------------

miércoles, 25 de abril de 2018

los nietos mandan...


 Necesito hacer a mis nietos un gran árbol que dé como frutos unos suculentos racimos de uvas imaginarias para poner como decorado en una obra de teatro que van a realizar el viernes próximo, y pronto mis neuronas se ponen en marcha para buscar un buen embalaje que me permita desarrollar algo plegable y decorado que al menos tenga 2,50 mtrs. de altura y fácil de transportar .
Y que mejor que una caja de cartón para reciclar y darla una nueva vida como árbol en un teatro...
 Os recuerdo que los materiales están a nuestra disposición en la calle junto a los contenedores del cartón...




 mido, corto y pliego para que se sujete solo de pie...

 y preparo las copas frondosas del árbol...



 pinto hojas de fondo y otras exteriores para cubrir...
 pinto y cuelgo unos racimos de uvas aparte...
y aquí esta el resultado,  mi trabajo es un árbol de dos metros y medio de alto que se sujeta solo y se pliega todo como una carpeta , ocupando solo un metro cuadrado y fácil de llevar en un coche hasta el cole...

ESPERO QUE OS GUSTE....
----------------------------------

la vieja Escuela...



AQUELLA ESCUELA DE ANTES...

En este mi empeño de retomar el pasado rebuscando entre mis recuerdos, abordo el tema de aquella escuela de antaño. Otra estampa en colores sepia de mi infancia, con sus luces y sombras, me lleva a rememorar mis propias vivencias entre aquellas viejas paredes con sus pupitres dispuestos al calor de aquella estufa de leña que parece aún esperarme.
A su llamada acudíamos sin falta, a pesar de inclemencias meteorológicas saltando charcos, subiendo cuestas y atravesando callejas; menos, confieso, algún que otro “ hacer novillos” que tuvieron justo castigo o cuando tocaba ayudar con las recolecciones que hasta ella paraba; nada de ponerse malos que para eso estaba el aceite de ricino, los purgantes o la kina.

Íbamos solos, pues ya no éramos parvulitos, con nuestra reglamental bata y debajo el eterno pantalón corto y camiseta imperio con algún que otro remiendo, a aquel grupo Escolar de dos pisos; en el primero, las chicas y en el segundo, los chicos que la enseñanza no era mixta, con amplios pasillos y clases. Tenía hasta misteriosos cuartos cerrados a calicanto reservados a las colonias estivales y un enorme patio trasero con grandes árboles, largos bancos de piedra a una parte, su fuente, dos rincones para los váteres y aquel cuadro de banderas a un lado donde formábamos tarareando ininteligibles canciones hasta que el director daba orden de desfilar para entrar.
Las aulas eran como ésta. Al fondo la mesa del maestro con aquel sacapuntas de manivela que devoraba los lápices y detrás la enorme pizarra con su fecha y consigna semanal, siempre llena de ejercicios, frases y cuentas ( ¡aquello si que era trabajar!); encima la cruz y fotos de Franco y José Antonio presidiendo. Amplios ventanales a través de los que ensoñaba y veía el patio. En la pared, parca en decoraciones, no faltaba el mapa de España que servía para sacarnos fotos cuando venía el retratista (seguro, que tú también la guardas) y como mesa teníamos aquellos antológicos pupitres dobles un poco inclinados y con su tapa que daba paso a un cajón donde guardábamos los pocos pertrechos escolares de entonces que llevábamos en un hato atado o con aquella cartera de cartón.


 Hasta tenían una repisa con agujeros para colocar los tinteros y hendiduras para dejar lapiceros, colores y goma que siempre acababan, como divertimento, rodando hasta caer al suelo. Aquí también me toco el cambio y si bien ya había bolígrafos que por cierto enseguida se despachurraban D. Miguel, que era de la vieja escuela, nos enseñó a escribir con plumilla y tinta. Otra experiencia más de la vida sobre todo cuando saltaba el borrón y ni el papel secante lo arreglaba (¡ya sabía lo que representaba sudar tinta! )
Nuestro único libro era la enciclopedia Dalmau que lo llevaba todo ( aún la conservo) hasta que aparecieron los primeros manuales por asignaturas Alvarez. Aquellas láminas Freixas para dibujar y los cuadernos de dos rayas, el plumier de madera y el sacapuntas de orquilla, los bolis de 10 colores y los cuadernos Rubio con inacabables cuentas y muestras…
Si las figuras del pueblo eran alcalde, médico, cura y maestro, éste, era, sin duda, el más querido y respetado aunque pasara más hambre que un ídem. No sé si era por eso o por el trueque imperante, que veía a mis padres pagarle sus desvelos y repasos con una gallina, fruta, unos huevos… Su palabra iba a misa y nada de mentiras que hasta pegaban En tiempos de la letra con sangre entra no te dolía Bueno, menos cuando empleaba aquella regla de madera de metro con la que nos atizaba en la palma de la mano. Picaba lo suyo y de nada nos servían trucos como el de untarnos con ajo pues en cuanto se lo olía la sesión acababa a pescozones

Y mucho peor era el eterno castigo de ponerte de rodillas en un rincón y con los brazos en cruz con libros y orejas de burro. Y no pasaba nada pues pobre de tú si en casa se enteraban. Cantábamos las tablas de multiplicar y citábamos listas de reyes godos, leíamos las vidas ejemplares … Cuando nos preguntaban, nos ponía en fila y si no sabías la respuesta ibas al final, a la repesca, con el miedo de saber que si volvías a fallar tocaba solfa. Éramos buenos y malos; unos pasaban y otros renunciaban o los sacaban de la escuela para ir a trabajar en el campo. Nadie iba por eso a un psicólogo o denunciaba. Monotonía tras los cristales de Machado que sólo se rompía con alguna que otra visita o solemnidad: Mes de mayo, llegada del inspector y muestra de trabajos y tablas gimnásticas, formación en la plaza del pueblo para recibir a tal o cual personaje... Y me viene a la memoria, como no, aquella leche en polvo de los americanos , el queso amarillo y las cajas de libros de regalo...

Recuerdo, con mucho cariño, a Don José con su mapa en relieve y murales y las aventuras que nos contaba dándole vueltas a la bola del mundo; siempre inventando actividades para que investigáramos. Y aquellas sesiones de filminas en las que me pedía poner voz. Llegué a ser de su confianza y me mandaba a la posada donde se alojaba a que le trajera el bocadillo o me encargaba de vigilar que a la estufa no le faltara leña
Lo mejor era, por supuesto, el tiempo del recreo con sus juegos, sin máquinas ni guión, de perseguirnos, saltar la comba; las cuatro esquinas, el churro va, rayuela…y el sempiterno fútbol con portería entre dos chaquetas o árboles Vuelvo a escuchar, otra vez el poeta, los cantos de viejas cadencias que los niños cantan cuando en corro juegan: el corro la patata, el patio de mi casa, el cocherito leré, que llueva que llueva..

Hora de salida y allá nos veías en estampida prestos a romper el silencio de las calles dejando triste y sola a la escuela Merienda a base de pan con aceite, Tulicrem o chocolate Montesión y nos desperdigábamos en ese mundo inseguro (¿cómo era posible?) por heras, río y vericuetos varios Entonces no había televisión o había que ir a casa de la vecina a verla, como mucho, hasta que salía lo de vamos a la cama que hay que descansar.
Debo, a aquella escuela, el hábito de leer. Me descubrió al libro como el amigo fiel a mis soledades y ensoñaciones. Vivir en un pueblo, en contacto directo con la naturaleza que otro tanto me enseñaría, fue una suerte. Ambos prepararían mi lanzamiento en lo que vendría. Volví, años después, para hacer mis prácticas de maestro entre aquellos muros y nuevos rostros. Resultó el feliz reencuentro y ánimo para mi faena futura.
¡Gracias, Escuela de la Vida!

Francisco Torralba Lopez


 -------------------------------
P.D.

LIBROS PARA RECORDAR

 D. ANTONIO ÁLVAREZ

Antonio Álvarez escribió una enciclopedia que fue libro de texto de ocho millones de niños, de 1954 a 1966.
Don Antonio Álvarez era un joven maestro en Zamora, número dos de promoción, años cuarenta, que echaba en falta un buen libro de texto para sus pupilos. La materia se la sabía. Historia y lengua tenía. Le fallaba el método, a él y a todos los maestros de España en posguerra. Fue don Antonio el más rápido en descubrirlo: resúmenes y ejercicios. Se puso a ello. De cinco de la mañana a diez, 17 horas de trabajo rendido. La casa Elma de Zamora, luego Miñón en Valladolid, lo editaron: Enciclopedia Álvarez, intuitiva, sintética y práctica, primer, segundo y tercer grado e iniciación profesional. Fueron los libros de texto de ocho millones de niños en las escuelas patrias, del 54 al 66. Las ediciones se agotaban a la puerta de la imprenta, 80% del mercado. Fue también don Antonio el más hábil al hacerlo: "O decías lo que ellos querían o le encargaban a otro la tarea". Varios viajes a Madrid, añadiendo letra sobre la gloria del Alzamiento y el horror de la República. Los malos eran rojos y encarnadas las amapolas.

Curioso el personaje...


---------------------------------------------

martes, 24 de abril de 2018

Gran final...

Ya hay finalistas para participar 
el sábado en Cadalso...


-----------------------------------------

viernes 4 de mayo...


Hola de nuevo!!! Como ya sabréis muchos, empezamos este pequeño proyecto de IamALIVE con una venta de camisetas para conseguir recaudar dinero y hacer entrega de dichos fondos a unos niños que lo necesitaban en Nepal.
Bien, pues ahora queremos colaborar con todos vosotros para otra buena causa:
El próximo 4 de mayo se desarrolla una carrera solidaria en nuestro pueblo vecino de San Martín de Valdeiglesias.
Esta carrera será para recaudar fondos y ayudar a "DANI Y FABI".
Todo el dinero recaudado se empleará en comprar un comunicador con ratón óptico para el colegio de estos niños, para que ellos puedan desarrollar todas sus habilidades y facilitar su comunicación con el mundo.
CEIP SAN MARTÍN DE TOURS
Aquí es donde IamALIVE quiere colaborar con nuestras camisetas.
Abrimos pedido exprés de camisetas, SOLO COLOR NEGRO.

Las camisetas son como la que podéis ver en la foto!
Todo aquel que quiera colaborar con esta causa y quiera obtener esta camiseta que se ponga en contacto con nosotros a través de la cuenta de instagram @iamalive_ofici
al
"LA DONACIÓN MÍNIMA para recibir tu camiseta será de 10€ (+5€ si es con envío a domicilio).
Fecha tope de pedido 10 de Mayo"

Un abrazo grande, Alex y Juanjo



-----------------------------------------------

TANTO POR TAMPOCO...

La aventura solidaria de dos jóvenes de Cadalso de los Vidrios



  • Pasando por Filipinas y Tailandia con destino a Nepal realizaron el proyecto #IamAlive.
  • Los objetivos conseguidos son: compra de comida, productos de higiene y limpieza, ropa, zapatos, mantas, almohadas, uniformes escolares y el pago del colegio durante un año a un grupo de niños.

Álex González Yiyo y Juanjo Pereira son dos jóvenes cadalseños que se embarcaron en un viaje con el objetivo de tener una experiencia solidaria y humanitaria cien por cien. De esta manera tan especial cumplirían un sueño que todos alguna vez hemos deseado realizar: estar al lado de los más necesitados y darles cariño y apoyo. La solidaridad con las personas desfavorecidas motivó a estos dos jóvenes comprometidos afrontar el reto que se plantearon realizar.

Habladnos del proyecto #IamAlive, ¿cómo surgió la idea?

A los dos nos gusta viajar, queríamos hacer un viaje largo y surgió Nepal y nos preguntamos ¿ya que vamos a Nepal por qué no realizamos una labor de ayuda allí después del terremoto que sufrieron en el año 2015? Miramos ir a través de una ONG y nos encontramos muchas trabas, nos pedían mucho dinero y decidimos hacer el viaje por nuestra cuenta. Necesitábamos un slogan, y elegimos #IamAlive, y también recaudar dinero para entregarlo en Nepal, lo conseguimos vendiendo camisetas. El slogan y el diseño de las camisetas lo hicieron nuestros amigos Raúl García, Ana Matatoros y Ana Cabrera

 

¿Cuándo empezasteis el proyecto y que países habéis recorrido hasta llegar al Nepal?

El proyecto empezó entre noviembre y diciembre de 2017. Salimos de España el 5 de febrero de 2018, pasando por Filipinas, Tailandia y finalmente Nepal.

¿Qué situaciones os habéis encontrado?

En Filipinas estuvimos tres días encerrados sin poder coger un barco debido a una tormenta tropical. 10 horas de viaje en autobús por carretera no asfaltada en Nepal para recorrer 200 Km. Viajamos en una ocasión 4 personas en una moto, como otra anécdota más.

¿Han sido difícil para vosotros las situaciones vividas?

Hemos pasado días difíciles pero el fin que perseguíamos ha compensado los momentos duros y de dificultad que hemos tenido.


¿Cuál ha sido la cantidad recaudada con la venta de camisetas, el dinero que entregasteis allí a las personas que fuisteis a ayudar?

Para el proyecto vendimos más de 200 camisetas y recaudamos alrededor de 1.400 euros en tan solo 20 días.

¿Volveréis a repetir esta experiencia solidaria y humanitaria?

Tenemos en mente otro proyecto para 2019 con el mismo fin, ayudar a las personas necesitadas.

¿Cuál ha sido la respuesta de la gente a la que ibais a ayudar?

La respuesta ha sido muy buena. Con nuestro proyecto trabajamos asociados a una ONG española que se llama Sonrisas y Montañas habiendo superado todas las expectativas que nos marcamos.


¿Habéis contado con el apoyo de alguna institución u organismo para ayuda de la financiación de vuestro viaje?

Nosotros nos hemos costeado la totalidad de nuestros viajes. El dinero que hemos recaudado con la venta de camisetas ha ido integro a la ONG Sonrisas y Montañas que es la que ha hecho la entrega a la gente necesitada del Nepal a través del proyecto Casa de acogida en Katmandú. Los objetivos conseguidos son: compra de comida, productos de higiene y limpieza, ropa, zapatos, mantas, almohadas, uniformes escolares, y también el pago del colegio durante un año a un grupo de niños, ya que allí la educación es privada.

¿Qué les diríais a otras personas que estuvieran interesados en realizar una experiencia como la vuestra?

Que fueran valientes y que lo realizaran sin miedo. Les animaríamos y si necesitan cualquier tipo de asesoramiento estaríamos encantados de dárselo. Señalar por nuestra parte el agradecimiento a María Pilar Agudo que es la coordinadora de la ONG Sonrisas y Montañas de este proyecto denominado Casa de acogida en Katmandú. 

ENHORABUENA CHICOS , BUENA OBRA...¡

------------------------------

lunes, 23 de abril de 2018

la tierra...




























Amanece un nuevo día en Cadalso y no parece querer abrir para lucir nuestro azul del cielo especial, será porque ayer fue el día de la Madre Tierra y está aun enfadado y con razón con los que habitamos este planeta y lo estamos destrozando poco a poco...

Amemos la Tierra...

¿En qué momento los seres humanos nos convertimos en los máximos de predadores, en los destructores por excelencia, en los hijos desnaturalizados que llevamos siglos asesinando a nuestra Madre? Si, la Tierra, según las especulaciones de los científicos, tiene más de cuatro mil quinientos millones de años, los hombres apenas hemos estado sobre su superficie unos pocos segundos dentro del tiempo cósmico.
Y esa breve pausa ha bastado para que ahora tengamos un planeta que se nos está muriendo día a día, y al que ya jamás podremos recuperar o reconstruir. 
Porque todos los seres humanos somos el equivalente al caos, a la barbarie y a la destrucción...

Y lo que nos espera, es mucho peor que lo que ya hemos hecho. Porque seguimos multiplicándonos por decenas de miles todos los días; porque estamos empeñados en perfeccionar los métodos para destrozarnos y acabar de masacrar nuestro propio hogar; porque en esta absoluta locura de maldad y odio en que hemos ido creciendo, inventamos armas químicas, biológicas, nucleares, que sin duda nos borrarán del mundo y dejarán un planeta herido, agonizante, que jamás va a recuperar un amanecer sobre un bosque donde construya la luz el canto de los pájaros...

Oigamos el ruido del agua al correr por los arroyos y no el silencio absoluto de la sequía ...

¿Todavía estaremos a tiempo para frenar la gran catástrofe que hemos propiciado?... Es difícil decirlo; pero quienes amamos la Tierra y la vida tememos que ya no sea posible. A los países, y a los extraños seres que los habitan, los mueven la ambición y la estupidez. Con la primera no se detienen en la carrera de seguir envenenando el planeta en aras de un mal entendido progreso, y con la segunda no les importa el presente y, desde luego, mucho menos el futuro...

Despertemos.


Los Protocolos que se hacen en la Tierra para tratar de salvarla, carecen de valor. Porque las grandes potencias son las primeras en violarlos, y en hacer mofa de sus contenidos donde se asoma tímidamente la esperanza. Y lamentablemente, esta generación, y quizás la de nuestros hijos, serán las últimas que probarán una ciruela, oirán un ruiseñor entre las ramas de los últimos árboles, y verán deshojarse desde el cielo que perdimos, la última de las madrugadas.
En varias ocasiones hemos podido escuchar, como las personas dicen que no hay ningún problema con hacer cosas que saben dañar a la naturaleza, a nuestra madre, a nuestro más grande hogar, pero aun conociendo lo que ocasiona siguen realizando dichas acciones que solamente nos están restando tiempo junto a nuestra madre puesto que ante todas las cosas que hemos provocado y ahora ella se esta defendiéndose, porque si miramos cada una de las cosas que están pasando a nuestro alrededor observamos que nada es por una casualidad, sino que todo está controlado por nuestro planeta, el cual poco a poco está dando a notar que lo estamos hiriendo, pero no todos somos sensibles ante tales cambios, aunque a todos nos atemoriza las cosas que se están dando pero aun con todas las advertencias que día a día nuestra madre nos da a manera de cambios climáticos, pequeñas alteraciones en los niveles de agua, cambios en lo que respecta al comportamiento de animales, de plantas y aun cambios en nosotros mismo, los humanos, quienes nos decimos la especie superior, no nos damos cuenta que somos los que más daño hacemos a nuestro hogar...




--------------------------------------------

domingo, 22 de abril de 2018

buenas fotos dedicadas al día de la tierra ...

Especial Mosquiteros , de un fotógrafo amante de la naturaleza: NATURAMETEO, majulada



Especial mosquiteros (Phylloscopus)
muchos son imposibles de identificar en el campo en base a caracteres del plumaje , pero solo las imágenes ya son un lujo.....muchos los tenemos en Cadalso. ..


Espero que os gusten...


















saludos cordiales ,al blog....